¿De Dónde Proviene el Helado?

helado
Ha sido el acompañante perfecto para nuestros ratos en familia e incluso se ha convertido en nuestro mejor consuelo después de un largo día de trabajo. Por lo tanto, resulta imposible no pensar en el helado como el postre que sacia nuestros antojos y nos brinda una placentera sensación de felicidad. Al combinarlo con frutos, pasteles y más, creamos un exquisito producto capaz de crear momentos inolvidables. Pero, ¿acaso nos hemos preguntado cómo es que hoy podemos degustar esta joya gastronómica?

La historia brinda datos inciertos sobre el origen real de los helados, aunque se cree que este se desarrolló antes de la era cristiana, cuando las cortes babilónicas incorporaban bebidas frías como parte de sus dietas. De igual forma, recetas del mismo tipo eran degustadas por la realeza persa y, posteriormente, la romana. Todo ello, mediante el uso de un mecanismo natural de refrigeración que permitía almacenar, durante las épocas más calurosas, el hielo recogido en invierno.

Las combinaciones con hielo y frutas, se convirtieron en el postre predilecto de los líderes pertenecientes a la Edad Media, la Dinastía China y el Imperio Romano, siendo este último el lugar donde se originaron las primeras recetas. Se conoce que, de regreso de sus viajes en Oriente, Marco Polo arribó a Roma con un gran número de preparaciones efectuadas en Asia durante cientos de años que rápidamente cobraron popularidad dentro de las cortes.

Perfeccionando el método para hacer helados

Las recetas pasaron a la corte francesa luego del matrimonio de Catalina de Médici con Enrique II de Francia. Durante el período de estancia y fabricación de la receta en este país, se le añadió huevo a la mezcla y, años después, la receta se expandió a Inglaterra al momento del casamiento de un monarca inglés con una de las nietas de Catalina. A partir de allí, la difusión fue más rápida dentro de los países europeos hasta llegar a América.

Cabe destacar que fue en París donde fueron efectuados los mayores cambios a manos de Francesco Procopio del Coltelli, quien no sólo fue el encargado de instaurar la primera heladería, sino también incluir sabores como la vainilla y el chocolate bajo las órdenes de Luis XIV. La formación de grandes cristales en la elaboración de los primeros helados cremosos, se lograba a partir de la mezcla de azúcar, crema de leche, leche y algún estabilizante. Esta se llevaba a congelar, siempre cuidando de agitarla enérgicamente para obtener la misma textura suave que alcanzamos con los helados actuales.

¡Sabores por doquier!

Una vez constituidos, los sabores pasaron a convertirse en el mayor atractivo a la hora de comer helado, dándonos la oportunidad de disfrutar nuestros frutos favoritos de una manera completamente diferente y divertida. Según el Group National Eating Trends, el chocolate ocupa el primer lugar entre los sabores más consumidos, seguido de la fresa, el pistacho y la vainilla. Sin embargo, algunos otros también han adquirido notable popularidad, como los de frutos cítricos.

Ya conoces el origen del  helado ¡ahora a comerlo!

Después de años de práctica y un sinfín de combinaciones con ingredientes diferentes, nació la receta perfecta que hoy hace delirar de placer nuestro paladar. Pero, ¿qué sabores elegir? Si buscas vivir la aventura de probar los más exóticos y repletos de la naturalidad de los frutos tropicales más deliciosos, en Ceasar’s Ice Cream puedes encontrarla. Piérdete en el intenso dulzor de nuestro helado de Lúcuma o vive las más intensas sensaciones de la mano de nuestros sabores caseros, dulce de leche y ron con pasas. ¡Descubre la variedad que podemos ofrecerte!

[fbcomments url="https://www.heladitos.com/de-donde-proviene-el-helado/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="" title=""]